lunes, 11 de diciembre de 2017

Pelayos y margaritas de entonces

FOTOGRAFÍA

RECUERDOS de ayer haciendo historia

Un amigo de Valencia -del viejo Reino de Valencia que hoy sufre las ambiciones de un separatismo catalán que ha llegado a la actual esquizofrenia- nos envía esta imagen. 

Representa a varios niños de Leiza (Navarra) en Urto, en la muga de Navarra y Guipúzcoa, junto a la lápida en memoria de Joaquín Muruzabal, primer requeté navarro muerto en combate. Para que no se olvide. Procede del Archivo Baleztena.

Respondo al amigo reconociendo a esos maravillosos niños que mantienen su corazón limpio y honran a sus mayores como mejor saben hacerlo. Esto es muy distinto a la dureza de corazón y cobardía que sufrimos hoy, frente al arrojo de los que sólo se ocupan de los demás para destruir lo que les queda. 

Dar la vida por defender la propia familia, la casa y el pueblo, a Navarra y España entera de la persecución religiosa y de la contra civilización a lo estalinista, defender todo ello  -decimos- como hizo Joaquín Muruzábal y la muchachada de entonces, es digno de todo respeto y, por quien comparta su vida, realidad e ideales, digno también de todo reconocimiento. 


Ramón de Argoz y de la Urrutia

sábado, 9 de diciembre de 2017

Dos enseñanzas para 2018

FELICIDADES

La Inmaculada Concepción y San Miguel,
dos preciosas imágenes y enseñanzas 
para nuestro tiempo.

Es un gran motivo de esperanza. En la parroquia de Santa María de Tafalla se conserva un hermoso cuadro de la Inmaculada Concepción a la derecha de la entrada en el templo. Es Ella quien le aplasta la cabeza de la serpiente cuando ésta intenta morderle el talón. 

Así mismo, y ello fortalece el espíritu luchador contra los siete pecados capitales, el San Miguel guerrero vence al ángel caído representado en el retablo de la izquierda de la gran y alta nave de dicha parroquia. 

San Miguel exclama: ¿Quién como Dios? Ni el poder local o mundial, ni el dinero fruto o no de la corrupción (política, de empresa o individual), ni el propio orgullo y soberbia que anida más o menos en todos, ni criatura alguna personal o colectiva (la nación, la clase, el partido...), ni criatura de carne o mental, real o literaria, imaginada o presente... En efecto: ¡Nadie como Dios! 

La Iglesia parroquial de Santa María es amplísima y muy hermosa. El edificio experimentó numerosas obras que le dan el aspecto que tiene en los siglos XVI a XVIII, aunque sus orígenes deben remontarse a la época medieval. Se llamaba iglesia del Salvador. De la Edad Media no quedan casi restos, aunque tendría una amplia nave gótica, semejante a otros emblemáticos edificios del Reino de Navarra propios de los siglos XIII y XIV, tales como la parroquia de San Saturnino de Pamplona o bien la  iglesia de Artajona que domina en altura el cerco militar tan bien conservado en ésta bella localidad.

Vaya nuestro recuerdo para dos amigos carlistas de siempre, Javier Suescun y José María Orive Ezquerecocha, que me acercaron a la ciudad Tafalla, tanto la heredera del "Templau" como la de nuestros días. Con su recuerdo vuelvo a la ciudad del Cidacos, que tan próxima está al palacio Real de Olite.

José Fermín de Musquilda
Tafalla, 9-XII-2017

sábado, 2 de diciembre de 2017

Actuación y espíritu talibanesco en Pamplona.

NOTICIA

LOS TALIBANES occidentales que hay entre nosotros creen que Pamplona y Navarra es su cortijoEn efecto, nuestros talibanes hacen lo que les da la gana. (Pero, entre nosotros, cuidadín con pisar aquí la hierba del prao ajeno). 

Toman el patrimonio común para actuar a su antojo: ya sea para pintarlo, destrozarlo... apropiárselo. Por un lado, desprecian lo que no les gusta, o no lo ven conforme a su mente y deseos. Por otro, se apropian de los bienes que no son suyos. 

Actúan como el adolescente más inmaduro,  seguidor fiel y desde luego mano de obra barata a cambio de alguna chuchería. A este actuar lo llaman novedad y revolución, creación del nuevo hombre y  de su nueva sociedad, aunque el ambiente originado se encuentre degradado como lo es el culto a lo feo y sucio que profesan. 

Quieren borrar todo límite con los hechos, y humillar y reescribir la historia si fuese necesario. Adiós si la palabra es  para decir la verdad -¿qué verdad? se preguntarán-, adiós si se pide respeto a los bienes u objetos por lo que son o bien significan -si no les gustan, los eliminan-. Lo suyo es tergiversar y hasta deshacer un ayer manipulado con su acción política -muchas veces caprichosa- del presente.

Así ha quedado el escudo de la monarquía a la que perteneció Navarra como Reino entre 1515 y 1841. Por algo el alcalde Asirón (EH-Bildu) quitó del zaguán de la casa consistorial el precioso y gran escudo de la monarquía, que tenía el de Navarra en su centro,  tallado por mandato del Consejo Real de Navarra hacia 1735. Ni presente ni pasado les importan, ni los monumentos ni los vecinos de Pamplona ni sus padres y abuelos; el futuro tampoco les importa porque ya se lo inventarán. No es la primera vez que se realizan las pintadas como la señalada, pues guardo fotografías de muchos de los destrozos talibanescos de este tipo en Pamplona. 

Lo de menos ante este vandalismo propio de grandes doctores es recordar que, con este escudo, Navarra era Reino POR SI, incorporado a la Corona de Castilla mediante pacto entre iguales o eqüeprincipal. Era mucho más -con todos mis respetos- que el Señorío de Vizcaya, y las nobles Provincias -con mayúscula- de Álava y Guipúzcoa, que además vivieron por separado durante la repera de cientos de años. 

Por un lado, la falta de respeto de estos talibanes que están a merced de ideologías y políticas de sustitución de unas realidades históricas por otras basadas en la mera voluntad del momento, no tiene límites y alardea ignorancia. Es como si de un fasciocomunismo se tratase. 

Por otro, dichos talibanes crean su propia revancha no sabemos hacia qué, sabiendo muy bien destrozar y manchar lo ajeno. Eso sí, cerca de este lugar hay una llamada herriko taberna, por lo mismo que a cincuenta metros los ocupas han tomado posesión de facto del palacio que fue del marqués de Rozalejo. Que ese palacio sea de todos los pamploneses o propiedad municipal les trae al pairo; ellos lo quieren para sí y ya está. Eso sí, el mantenimiento será a costa de todos los iruñenses, como el peor feudalismo basado en la fuerza y la bronca.

Así, este 2 de diciembre se ha realizado una concentración de los okupas (comuna a lo hippie-borroka) y sus amigos en el citado Rozalejo. Las pancartas de los balcones suelen ser variadas y políticas, claro que con una definición  ultraizquierdista. Quieren hacer de esta zona su gueto (ghetto en italiano). A este palacio de antiguos moradores con honda raíz navarra, lo han  convertido en un adefesio, alardeando de un pésimo gusto como forma muy torpe de protesta barata. 

Esta protesta "urbana" quiere convertir el Casco Viejo en una realidad decadente. Esta protesta también lo es contra la propiedad aunque hoy sea colectiva. (Al estilo de la desamortización que el liberal Madoz hizo de los bienes concejiles pero para quedárselos ellos, que por algo se consideran soberanos que rivalizan con el Estado español). Y desde luego, esta protesta es una expresión del indudable dominio o imperio de la supuesta "multitud" ideológica que son ellos (los rollos teóricos de Michael Hardt y Antonio Negri), con menosprecio de los vecinos, los pamploneses de siempre y la historia de Navarra. Es toda una provocación al barrio y la ciudadanía. Allá ellos. 

Mal que les pese a los talibanes de Navarra -unos son republicanos, otros son separatistas y buena parte de todos ellos fasciocomunistas aunque les repatee y digan que no lo son-, el escudo que está en la plaza de Toros de Pamplona sigue siendo el de la República, con la corona mural sobre las cadenas y otra sobre el león pasante. Y así ha durado durante más de ochenta años hasta hoy. 

Por cierto, éste es el emblema municipal de la fachada del Ayuntamiento pamplonés, faltando la corona real sobre el conjunto para que se convierta en el escudo de la Muy Noble, Muy Leal, y desde 1823 muy Heroica Ciudad de Pamplona, Cabeza del Reyno de Navarra. Una Navarra de raíz familiar -¿se enteran los liberales?-, viva y coherente en su diversidad, entendida como síntesis final, y con el tipo de habitantes que hubiese en cada momento.


Por cierto, el reclamo de sangre del escudo pintado de la primera imagen podría tener alguna relación con la exaltación que suponen las siguientes pancartas políticas, ejemplo de la manipulación etarra contra "el Reino de España" (Pamplona, Casco Viejo,  2-XII-2017). No se sabe dónde estaba la policía municipal, tan cuidadosa por lo que respecta a la limpieza pública y con un cuatripartito tan olvidadizo y torpe por lo que respecta al Derecho. Lo que no sabemos es por qué con cinco concejales manda EH-Bildu, teniendo los regionalistas 10 de los 27 concejales del consistorio. ¿Cambiarán la Constitución por lo que respecta a este tema, aunque en muchos otros su texto haya servido como agua de borrajas? 

F. de Musquilda

Adenda. Pues miren, el contenido de este gran cartel es más que falso, es un insulto al Estado de Derecho -ahora dicen Reino de España, para congraciarse con los republicanos-, y conlleva una exaltación de los peores ejemplos para nuestra sociedad en cuanto que son absolutamente injustos e inhumanos. Como decía Lenin, una mentira repetida mil veces se convierte en una verdad: ni Maquiavelo lo dijo mejor. Medios de propaganda no les faltan a los del cartelón, y desde luego -digo yo- no se deberán a generosos donativos sino a dinero público. Por si acaso, aclaro que no creo que las dos foticos que adjunto hagan  propaganda de tantísimo dislate; más bien son un nuevo aviso. Pero sobre todo veremos qué hacen ante esto los demócratas de toda la vida que forman el cuatripartito -incluidos los proetarras-, así como el Gobierno del Sr. Rajoy; de seguir así los lamentos del pueblo no van a tener fin. Afortunadamente, la sociedad sabe que ella va por un lado, y la partitocracia y los más que bronquistas (golpistas, terroristas...) por otro. Así lo creo. 


F de M

Nota: Las imágenes son propiedad del autor y tienen derechos reservados. 




miércoles, 29 de noviembre de 2017

Don Pedro Muñoz Seca, asesinado el 28-XI-1936

HEMEROTECA

          Un amigo nos pide que insertemos este artículo de "La Razón" (29-XI-2017). Aunque el tema es muy triste, insertamos el texto con gusto por el bien que hace. 
         
Se trata de recordar el asesinato del escritor cómico don Pedro Muñoz Seca en Paracuello del  Jarama el 28-XI-1936.
          Seguramente estos temas se dejarían dormir en el alma de la historia y su recuerdo se podría reducir a la devoción familiar o de la Iglesia (en el caso de los beatos por mártires y santos), de no ser por los actuales ideólogos y por quienes buscan la revancha de una guerra que perdieron. Increíble, pero en nuestra sociedad decadente esto es una realidad, aguzada por quienes ni saben ni quieren solucionar los problemas que sufrimos, sino ahondarlos y crear otros nuevos.
          Mejor dicho, quieren instaurar a la IIIª República utilizando como arma arrojadiza el gran drama nacional provocado por la IIª República. Ningún historiador serio o no ideologizado identificará la IIª República con la democracia, a los pronunciados con la Monarquía, el pronunciamiento fallido con el alzamiento nacional de una buena parte de la sociedad española, y el presente con el pasado. Más todavía: muchos de los que "estaban" en el territorio republicano no querían la república por sí misma ni sobre todo por revolucionaria, y ellos y otros muchos  aplaudieron a los nacionales cuando las tropas liberaron pueblos y ciudades hartos de la demagogia, la extorsión y las actuaciones de las milicias  revolucionarias. Lo aclaro por si algún despistado se extraña de lo que decimos.  


Algún aspecto de este relato lo cuenta Juan Ignacio Luca de Tena en Mis amigos muertos, Barcelona, Planeta, 6ª ed., 1972, 338 pp., pág. 144-152. El articulista dice que las palabras "Podéis quitarme la cartera (...) sólo hay una cosa que no podréis quitarme, por mucho empeño que pongáis: el miedo que tengo" no las pronunció don Pedro en la cárcel Modelo de Madrid sino en San Antón ante los milicianos que formaban el llamado Tribunal Popular. Luca de Tena dirá: "Muñoz Seca no se había mezclado jamás en política. No fue diputado, ni senador, ni escribió nunca en periódicos de derecha (...) había denigrado a las extremas izquierdas en distintas obras. Pero en otras, por el contrario -en La verdad de la mentira, singularmente-, ridiculizó a las clases altas; a los nobles y a los ricos (...) era un autor cómico, no un sociólogo ni un político". Su asesinato fue alevoso y se cometió el 28 de noviembre de 1936.

José G. de B. 

lunes, 27 de noviembre de 2017

Mártires en la España de 1936

HEMEROTECA

AUNQUE no nos gusta que los políticos traten estos temas que corresponden a la sociedad y a la alta política no partitocrática, recogemos el artículo señalado a continuación tanto por la delicada relación que su autor el Sr. Iriarte realiza sobre una familia baztanesa cuyos descendientes continúan entre nosotros, como en reconocimiento al mismo Sr. Iriarte 

Los seis Arizcun Moreno fueron sacrificados por odio a la Fe y murieron perdonando. Sobre todo hay constancia de ello en don Manuel. Fueron víctimas de la persecución religiosa sufrida en España. Además, todos ellos estaban muy relacionados con movimientos apostólicos laicales en la Iglesia. 

Hemos dicho más de una vez que los nombres esculpidos en las paredes del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada son de héroes y mártires en sentido amplio,  y que son todos los que están pero también no están todos los que son. En efecto, no está recogido en sus muros ninguno de los seis de la familia Arizcun Moreno, aunque sean mártires en un sentido estricto. 

En los muros de dicho monumento sólo se recogen los nombres de los navarros que dieron su vida en el frente de batalla en un acto de legítima defensa considerado también como Cruzada. Y si así debe de respetarse, debieran destaparse todos estos nombres por varios motivos de justicia cada vez más manifiestos. También fueron muchísimos los navarros asesinados en las retaguardias  del bando revolucionario-republicano, sin duda muchos con paradero desconocido. 

Nos parece inadmisible la campaña realizada por los que quisieran volver a dicho bando revolucionario, campaña ésta realizada con un marcado carácter ideológico, político y guerracivilista. No queremos seguirles la corriente, lamentamos que en Navarra casi nadie se haya opuesto a sus fatales designios, respetamos y rendimos homenaje a nuestros mayores como los Arizcun, tomamos ejemplo de ellos para la vida cristiana, y encomendamos a unos y a otros ante Dios. 



Añadamos el recordatorio de los seis Arizcun, gentileza de la familia. 

Gil de Borja

viernes, 17 de noviembre de 2017

"Diario de Navarra" desmerece mucho con tales reportajes



Respeto por los muertos
Además de lealtad a la verdad, se debe exigir respeto y buenas maneras a quien utiliza la prensa para echar tinta sobre la memoria de los navarros de 1939. Es fácil a nuestro periodista rellenar una página en blanco de “Diario de Navarra” y hacer que desmerezca la buena memoria de los 422 -creo- enterrados en el Campo Santo de Pamplona, entre los casi cinco mil navarros muertos en el frente de combate.
En su día escribió sañudo contra la cripta y enterramientos del monumento de Navarra a sus muertos en la Cruzada (DdNa, 11 y 17-XI-2016), con un raro y contradictorio partidismo sobre los casi cinco mil navarros que se sacrificaron para impedir que España fuese una colonia de Stalin y la URSS hace la friolera de 80 años.
Adviértase el reportaje nada inocente de dicho periódico del 2-XI-2017 (p. 28), su titular y resumen, su gran imagen, dos de sus párrafos y  su  contexto general.
La imagen plasma una multitud de 422 cruces donde reposan los muertos nacionales de la guerra de 1936, ordenadas en esa gran explanada y custodiadas por grandes cipreses, de modo que la silueta de las dos curiosas mujeres de la imagen no invita a la oración sino a la extrañeza cuando fotografían tanta cruz y el vacío de los vivos.
La breve descripción de esta zona del cementerio choca con el colorido utilizado para referirse a la zona musulmana y al otro mausoleo de la misma guerra. Una forma de renegar de la historia es apostar por un discurso falaz contra la memoria de aquella heroica Navarra, por lo mismo que hace unos años el Ayuntamiento conservador quitó el epitafio “Por Dios y por la Patria” junto a la Cruz y fecha de “1936-1939” que ilustra el monolito blanco que preside la gran explanada. ¿Por qué quitar el motivo de la muerte, concretamente la de estos navarros, y jalearlo en otros casos aún cuando ya no son rivales suyos?
El reportaje recoge el testimonio con fórceps de dos mujeres, pero en demérito de los muertos por Dios y por la Patria. Más: el autor insinúa un inexistente anonimato de sus restos mortales como si no estuviesen identificados o nadie cuidase sus tumbas, y habla del abandono del enterramiento colectivo. Pues va a ser que no.
Miren: no es verdad que éste enterramiento “Esté muy dejado”. Está asombrosamente cuidado por un equipo de voluntarios -testimonios orales lo corroboran- que todos los años arrancan las hierbas altas, matas y arbolitos, así como las recias y largas raíces de todas y cada una de las tumbas. Había flores en una buena porción de estas, lo que choca con “los pocos puñados de flores que se habían depositado”. ¿Dicen puñados? Algunas cruces estaban pintadas de blanco y tenían las flores adosadas, quedando las otras colocadas en tierra. ¿Exigiremos que tras 80 años todas las tumbas tengan un ramo de flores? ¿Creen que es de navarros callar ante críticas propias de un pueblo pequeño y almas raquíticas que actúan desde el oligopolio informativo?
No es verdad que las placas -grabadas y no “para grabar”- estén “sin edad ni procedencia”. Muchísimas cruces aún conservan la placa identificativa con el emblema del Arma y el nombre, la edad, lugar y fecha de fallecimiento. Por ejemplo: Por ejemplo: “Emblema/ Capitán del batallón/ Montaña Sicilia nº 8/ Angel Larraya Zuasti/ murió el 28 de marzo de 1938/ a los 39 años en el frente/ de Aragón”; “Emblema/ Cabo del Regto/ América 23/ José Lacunza Salvatierra/ murió el 2 de Ocbre de 1937/ a los 23 años en el frente/ de (…) va”. “Escudo de España/ Juan Azparen Huarte/ murió por Dios y por España/ el 8 de dicbre. de 1937”. “Emblema/ Falangista/ 5ª Bandera de FET/ Antonio del Río Barahona/ murió el 5 de enero de 1938/ a los 21 años de edad/ en Pamplona”; “Emblema/ Teniente del Tercio Lácar/ Miguel Eugenio Cano Gutiérrez de Rueda/ Murió el 26 de marzo de 1938/ a los 23 años de edad/ en Caspe”. Hay muchas placas de requetés. Algunas placas perdidas tras 80 años han sido sustituidas por otra sin nombre: “+/ Fallecido por España/ 1936-1939/ DEP”. Otras son nuevas como: “+/ Fallecido por España/ 1936-1939/ DEP”; “+ / Requeté del Tercio/ del Rey/ Elías Elso/ 14-8-1938 a los 34 años/ en el frente del Segre/ RIP”. Siempre hay un gran ramo formando los colores nacionales agarradico a la Cruz de “Pascual/ García Jiménez/ nació el 17-5-1909/ murió el 10-2-1939/ Flechas verdes” (…). Sí, los enterramientos exigen respeto y admiración. ¿Qué significa decir: “varias (tumbas) sin identificar”? ¿Será la  grandeza resumida en esta placa?: “+/ Cabo desconocido/ del BON Mont. Arapiles 7/ Soldado desconocido/ del Regto. Arapiles 7/ DEP”.
La Hermandad canónica de Caballeros Voluntarios de la Cruz, celebró su responso con capote, la cruz de los Tercios de requetés y la bandera de España. La afluencia de varias familias enteras justificó un segundo responso -como el primero fue en latín-, acompañado de la declamación del soneto/oración de Hernando Garrido dedicado a los Mártires. Así pues, ésta no es una zona olvidada por los pamploneses, pues manifiesta una limpieza sistemática, asisten fieles a uno o dos responsos, acuden otras familias y vecinos durante la mañana, hay flores, y las placas identificativas están en buenas condiciones y no pocas son nuevas. Por primera vez se han visto muchas velas encendidas en la parte superior de las cruces.
Nuestro redactor de prensa tergiversa y desmerece la atención de este enterramiento colectivo, como lo hizo al escribir sobre la citada cripta en el año 2016. Así es como aún sin querer tienta y hace el juego a los talibanes occidentales que destrozan los monumentos que no les gustan. Sepa también el lector que durante años hemos soportado la presencia furtiva y huidiza de cierto fotógrafo.
Todos los Santos de 2017: el Campo Santo sembrado por cientos de cruces de la juventud heroica estaba hermosísimo, lleno de color, con la luz de un cielo semidespejado y el moderado brillo del sol. ¿Por qué se oculta que los enterrados murieron por Dios y por España, y se hace odioso el lugar a favor de la desmemoria y la revancha? ¿Por qué aceptar los planteamientos del talibán separatista y marxista? ¡Ea pues!; exijamos el respeto por los muertos, sus ideales y heroísmo, que esta vivo en nuestra memoria y vida. 
José Fermín de Musquilda

Publicado por "Siempre P'alante"nº 794 (16-XI-2017) pág. 14


domingo, 12 de noviembre de 2017

Contra la cabalgata de Reyes ayer y hoy contra las fiestas de Navidad

ENLACE

Ofrecemos a nuestros lectores este enlace, sin querer no obstante caer en la trampa de nuestros contrarios de empeñarse en desenterrar mil sucesos acaecidos hace la friolera de ochenta años. 

https://somatemps.me/2017/01/04/el-alcalde-de-lerida-que-fue-fusilado-por-companys-por-celebrar-una-cabalgata-de-reyes/

Recuerden que algún político actual, resabiado de totalitarismo, ha propuesto que este año no se celebren Navidades en Cataluña.

No somos ni guerracivilistas, ni chantajistas, ni revanchistas, ni talibanes a lo occidental. Suficientes problemas tenemos hoy -ruptura social, paro laboral, subida de impuestos, juventud que emigra, envejecimiento poblacional, inmoralidad creciente, persecución religiosa, descristianización provocada...- como para intentar taparlos con un trágico ayer. ¿Qué tal si volvemos a la guerra de África, a la Semana Trágica de Barcelona etc. etc.?
Algunos creen que por ahondar en los problemas de hoy y añadir los del pasado remoto... van a crear un cocktail apropiado para hacer su revolución. Allá ellos. No queremos entrar en su sucio y malintencionado juego. Ideológicos son que no saben qué es el bien común.

R. de A.